lunes, 13 de octubre de 2014

¿Calcinar o carbonizar?, esa es la cuestión


En las últimas semanas, los ciudadanos de La Paz hemos vivido una experiencia inédita por la serie de ejecuciones al estilo “Crimen Organizado, S. A. de C. V.”. Las autoridades, municipales, estatales y federales han sido incapaces de dar certeza a la gente de que se está trabajando para que nuestra ciudad vuelva a hacer gala de su nombre.

El fin de semana pasado, los ajusticiamientos se volvieron más sanguinarios, pues se reportó que tres personas fueron quemadas. A este paso lo siguiente será ver miembros amputados y narcomantas.

Sobre este último hecho, la mayoría de los medios de información locales y nacionales hablaron de “cuerpos o cadáveres calcinados”, sin embargo, el término “calcinar” fue inapropiado en este caso, lo adecuado hubiera sido “carbonizar”.

El diccionario de la Real Academia Española define «calcinar» como “(Del lat. calx, calcis, cal).
1. tr. Reducir a cal viva los minerales calcáreos, privándolos del ácido carbónico por el fuego.
2. tr. Abrasar por completo, especialmente por el fuego. U. t. c. prnl.
3. tr. Quím. Someter al calor cuerpos de cualquier clase para eliminar las sustancias volátiles.

El mismo diccionario precisa que “carbonizar” significa “1. tr. Reducir a carbón un cuerpo orgánico. U. t. c. prnl.”

Así pues, lo recomendable es hablar sobre personas carbonizados ya que son cuerpos orgánicos que al ser abrasados por el fuego se redujeron a carbón. Contrario al automóvil, en donde es correcto informar que fue calcinado.

No está de más decir que en el habla cotidiana es común que ambos términos sean intercambiables, sin embargo, en los medios de comunicación usar con propiedad cada palabra es una exigencia de todos los días.

Twitter: @gerardocejag

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada